Notícias

  • El mercado de microcrédito productivo en plena ebullición

    25/11/2014


El mercado de microcrédito productivo – destinado a la financiación de pequeños negocios de emprendedores de baja renta - experimenta uno de los mayores crecimientos de los últimos años. De acuerdo con los datos levantados por el Banco Central, el saldo de microcrédito para personas físicas saltó de R$ 3,06 mil millones en agosto del año pasado para R$ 4,15 mil millones en agosto de este año, un aumento del 35,8%.

Finsol, la tercera mayor operadora de microcrédito del País, con sede en Recife, viene registrando números aún más positivos. De enero a agosto de este año, la cartera de crédito de la institución registró un crecimiento del 52%. El volumen de recursos prestados a los microemprendedores de todo el Nordeste pasó de R$ 64 millones a R$ 100 millones y el número de clientes atendidos, de 55 mil a 63 mil.

Además, el índice de morosidad es uno de los menores en toda la historia de Finsol. Apenas el 1,5% de los contratos registran un atraso de más de 60 días en el pago. El promedio del crédito concedido a los pequeños emprendedores es de R$ 2 mil.

Las razones apuntadas para ese crecimiento son diversas, pero están relacionadas principalmente con el crecimiento de las clases C y D. “Son personas que no tenían acceso al sistema bancario, ni a los modelos formales de financiación, pero que con el microcrédito pasaron a invertir en sus pequeños negocios, haciendo con que la economía gire en sus comunidades”, destaca Marcello Pinto, director general de Finsol.

En su opinión, a pesar de que los bancos públicos tienden a disminuir la oferta de crédito, hecho ya señalado por el Gobierno, el mercado del microcrédito aún tiene un granpotencial. “Aunque el Gobierno pise en el freno en la concesión de créditos, las instituciones privadas deben continuar invirtiendo, cada vez más, en este segmento”, afirma.

Se estima que 13 millones de microempresarios de baja renta, hoy, en Brasil, aún no tengan acceso a crédito. Son personas de las clases C, D y E, que poseen pequeños negocios en su comunidad, como almacenes, peluquerías, reventa de ropas y cosméticos, pero no poseen garantías suficientes para conseguir un crédito bancario convencional.

Finsol adquirió musculatura para disputar ese segmento. Originalmente creada como una ONG, la institución recibió, en este segundo semestre, la autorización del Banco Central para comenzar a actuar como una Sociedad de Crédito al Microemprendedor y a las Empresas de Pequeño Porte (SCMEPP). Como SCM, Finsol podrá ampliar su captación de recursos para la concesión de microcrédito y aumentar la oferta de productos microfinancieros para la población de baja renta.

“La expectativa es, hasta fines de 2014, ampliar de 63 mil para 90 mil el número de clientes y R$ 110 millones para R$ 140 millones el volumen de créditos concedidos en todo el Nordeste”, afirma Marcello. Finsol es la primera ONG del País que traslada sus operaciones para el modelo de SCM, regulado por el Banco Central.




Sede Av. Gov. Agamenon Magalhães, 4775, 10º andar, Empresarial Thomas Edson, Boa Vista, Recife-PE. CEP: 50070-160 CNPJ: 18.810.553/0001-75
Fone: (81) 3037.8888
Conozca todas las sucursales de FINSOL
¿Dudas? Llame a nuestra central de atendimiento
0800-608-8800